Iglesia Anglocatólica

Nuestra iglesia: Católica, Apostólica y Anglicana.

Queridos hermanos del pueblo de Dios en Cristo, nuestra Iglesia es CATÓLICA Y APOSTOLICA, profesando la doctrina y liturgia anglicana ALTA, en que se administran los 7 Sacramentos y se adora el Santísimo Cuerpo Eucarístico de Nuestro Señor Jesucristo, venerándose asimismo a la Santa Virgen y los Santos.



El orden ministerial se compone de Diáconos, Presbíteros y Obispos, no dependiendo nuestra Iglesia de Roma, ni de la iglesia de Canterbury sino que reviste completa y total AUTONOMIA de gobierno y jurisdicción. Asimismo la misma es parte de la Iglesia Anglicana Latinoamericana y la Iglesia Antigua Anglocatólica, cuyo Arzobispo Primado es el Rev. ++Leonardo Marin Saavedra.

Somos la Antigua Iglesia Anglo Católica (Tradición Católica Iglesia de Inglaterra). Somos una organización religiosa cristiana sin fines de lucro proclamando la FE en Jesucristo. Nosotros respetamos el trabajo espiritual de todos los grupos cristianos y no cristianos. Trabajamos con todas las organizaciones cristianas y no cristianas sin fanatismo ni fundamentalismo. Esta organización religiosa cristiana nació como Congregación Cristiana Anglicana de la Iglesia Antigua Anglo Católica, en las ciudades de Bogotá, Madrid y Mosquera, República de Colombia (Sur América), el 17 de diciembre de 1975, bajo el Movimiento de Oxford. Nuestra Iglesia en su etapa temprana tuvo influencia, consejo y enseñanza, de Obispos de La Orden Corporativa de Reunión y de Obispos No Juring de Inglaterra.


Nososotros nos consideramos un grupo cristiano dentro de la gran familia de iglesias cristianas. Nuestra Cabeza y Dios es Jesucristo. Estamos convencidos de que ÉL (Jesucristo), es el fundador de libertades, hacedor de justicia y promotor de libertades y libre interpretación. Creemos que Dios habla al individuo como persona humana y directamente a cada corazón humano. La fe no necesita un "Colegio Humano de Legisladores Inquisidores" sino un grupo de varones y mujeres líderes que con ejemplo individual de vida, apliquen amor, compasion y servicio, con rectitud, honestidad, sin persecución, distribuyendo la justicia y equidad para todos y todas. Nosotros no tenemos la Verdad. La verdad es Jesucristo. El Creador de todo es Dios. El Espíritu Santo es el Vicario de Dios en la tierra y su representante en todos los universos y tierras existentes.


Nosotros creemos que los representantes de religiones y aquellos que tienen fe en Dios como clérigos en cualquiera de las denominaciones, doctrinas, creencias o religiónes, no necesitan vivir en mansiones, palacios o castillos. Ningun creyente necesita usar suntuosos y elegantes escritorios, oficinas o cargos para el trabajo pastoral. Todos debemos ser alimentados con sencillez y humildad y exquisitos manjares que provienen de Dios. Todo hombre justo debe evitar robar recursos de la tierra, en la medida de lo posible, trabajar para que no hayan familias pobres o personas pobres en la tierra es unas de las tares del amor y el servicio. Todos los humanos mortales terricolas deben gozar de privilegios y oprtunidades


Los creyentes humanos en Dios, debemos buscar la perfección a traves de un proceso de crecimiento permanente sin fanatismo o fundamentalismos. Luchar con alegría para que la felicidad plena llegue a toda la humanidad y asi todos disfrutemos de la creación de manera equitativa. Los privilegios y oportunidades deben ser para todas y para todos. Nosotros Sabemos que hay hombres malvados y grupos religiosos que solo se convierten en empresarios de sus propios negocios e intereses, aun asi a todos los debemos amar en libertad, con nuestra voluntad a veces extrema, aplicando como práctica nuestra fe y creencia sin persecución


La Iglesia Anglicana Latinoamericana y el Movimiento Anglo-Católico está invitando a la unidad, intercomunión y/o hermandad, a todos los grupos de Iglesias con herencia cristiana anglicana, católica u ortodoxa.


Nosotros somos Iglesia "Santa, Católica, Apostólica, Anglicana, Cristiana" porque históricamente provenimos de la Iglesia Indivisa: Con Sucesión Apostólica heredada de nuestro llamado a amar y servir y del inicio y trabajo pastoral desde sus santos apóstoles.


Nuestra FE esta en Jesucristo con la misión que empezó bajo el liderazgo del Movimiento de Oxford (Oxford Movement), de la Orden "The Order of Corporate Reunion" y "The No-Juring Bishops of England". Somos una continuación de la Temprana y Antigua Iglesia fundada por Jesucristo cuando aún no se había apoderado de ella los imperios religiosos ni los regímenes espirituales.


Somos la Iglesia de Dios igual a otros grupos históricos de denominaciones de Iglesias cristianas.





Una Iglesia Sacramental



Los actos centrales de adoración en la Iglesia Anglocatólica son los sacramentos. Expresan la creencia de la Iglesia en la naturaleza sacramental del universo y la vida: la creencia de que Dios no está divorciado de su creación, sino que está presente y siempre trabajando en todos los aspectos de la misma. A través del sacramento del santo bautismo, el hombre pecador se limpia, se hace una nueva criatura en Cristo; y es recibido en la comunidad cristiana. Al recibir el Pan y el Vino consagrados del sacramento de la Eucaristía, el cuerpo y la Sangre de Cristo nutren y fortalecen el espíritu del hombre. Otros ritos que la Iglesia Anglicana reconoce como sacramentos son la Confirmación (imponer las manos del Obispo sobre los bautizados y otorgarles el poder de asumir la responsabilidad personal de sus votos bautismales); Penitencia (confesión y absolución de pecados); Ordenación (a las antiguas órdenes del ministerio: obispos, sacerdotes, diáconos); Matrimonio (creando una unión de por vida de marido y mujer); y Unción (para la curación de los enfermos).



Una Iglesia Creyente



La Iglesia Anglocatólica declara su fe en las palabras históricas del Credo de Nicea, que surgió de los tres Concilios de la Iglesia: Nicea, 325 DC; Constantinopla 381 AD; y Calcedonia 451 AD. Es la única declaración de fe que es adoptada oficialmente por toda la cristiandad católica. Sin embargo, la Iglesia reconoce que siempre hay más en la naturaleza de Dios y su continua revelación de sí mismo de lo que se puede establecer en cualquier declaración humana sobre él, y por lo tanto, alienta la búsqueda de la verdad en todas las áreas de la vida. La Iglesia defiende el uso de la mente y la razón como facultades dadas por Dios, y no impone limitaciones paralizantes a cualquier esfuerzo humano por estudiar e investigar.



Una Iglesia que enseña



La Iglesia Anglocatólica enseña que todas las personas deben saber y en qué y en quién creen. La Iglesia inglesa ayudó a liderar la larga lucha para que la Biblia se imprima en el idioma de la gente, y para que todos puedan leer el Evangelio y escucharlo leer públicamente en el idioma que entendieron. Quizás el mayor logro en el idioma inglés es la traducción de King James de la Biblia, que fue dada al mundo por la Iglesia de Inglaterra. Además de alentar el estudio de las Sagradas Escrituras, y de proporcionar instrucción sobre las costumbres, la historia y las tradiciones de la Iglesia (que se derivan de los primeros días de la cristiandad), la Iglesia Anglicana se esfuerza por brindar oportunidades a personas de todas las edades para recibir y descubrir la verdad tal como se revela en la historia, la filosofía y la ciencia.